Logo de netsaluti


alimentación

Cómo leer las etiquetas de los alimentos

Compare la porción indicada con la cantidad que usted come. Recuerde que si come más (o menos) de la porción indicada estará consumiendo más (o menos) de los nutrientes detallados en la etiqueta. En este ejemplo, si comiera el paquete entero estaría consumiendo el doble de la cantidad de nutrientes detallados en la etiqueta.


Falta de apetito

Por este término se entiende al niño cuyo único síntoma es la falta de apetito, sin enfermedad somática o mental que lo condicione. La mayor parte de las veces, este trastorno obedece a un apetito caprichoso derivado de unos hábitos alimentarios mal ordenados. Una mala estimación por parte de los padres de las necesidades nutritivas del niño, acaba por condicionar un ambiente de ansiedad en el entorno del niño que revierte en forzar al niño a comer y permitirle ciertos caprichos. Con todo esto, el acto de comer se convierte en desagradable para toda la familia.



La Soja

Los frijoles de soja son frijoles que creecen alrededor de todo el mundo. A pesar de que los frijoles de soja son consumidos mayormente por personas de otras culturas, y son usados como alimento para ganado, últimamente más y más personas en los Estados Unidos los están incluyendo en su dieta diaria.



Comidas rápidas

Las comidas rápidas están siempre listas, tienen precios razonables y son alternativas fáciles y disponibles para cocinar en casa; aunque convenientes y económicas para un estilo de vida agitado, son típicamente altas en calorías, grasas, grasas saturadas, azúcar y sal. Las cadenas y restaurantes de comidas rápidas han respondido al incremento de la conciencia del público acerca de la nutrición y han intentado ayudar a las personas que se preocupan por la salud.



Conociendo más de la Alimentación

La alimentación es un elemento importante en la buena salud, influye la calidad de los alimentos, la cantidad de comida y los hábitos alimentarios para un bienestar del ser humano, con lo cual se obtiene una nutrición equilibrada. Las frutas y los vegetales contienen vitaminas, minerales, carbohidratos y fibra. Estas sustancias son necesarias para mantener el funcionamiento del organismo durante todas las etapas de la vida.