Logo de netsaluti


bebés

Dolores de oído: un problema doloroso para muchos niños

¿Cómo funciona el oído? El oído funciona recibiendo ondas de sonido y mandando mensajes al cerebro. El oído externo incluye la parte del oído que usted puede ver y el canal auditivo. Las ondas de sonido atraviesan el canal auditivo y cuando pegan en el tímpano hacen que este vibre. La vibración del tímpano hace que los pequeños huesecillos dentro del oído se muevan. Este movimiento manda las ondas de sonido dentro del oído interno.


¿Qué estrategia usa su bebé?

¿Sabe si su bebé tiene algún problema patológico? ¿Si tiene retraso o dificultades motoras? En Argentina han desarrollado unas pruebas que permiten detectar a tiempo estas alteraciones cognitivas de los bebés entre los 6 y los 24 meses. Se llama la Escala Argentina de Inteligencia Senso-motriz (EAIS) y no evalúa la inteligencia emocional o el coeficiente intelectual de los pequeños, por lo que tampoco predice si el niño será un genio en el futuro.



Anemia por deficiencia de hierro en infantes y en niños: ¿Cómo prevenirla?

¿Qué es la anemia por deficiencia de hierro? Anemia significa tener menos o más pequeños glóbulos rojos de lo normal. El hierro es una parte clave de la hemoglobina que es la parte de los glóbulos rojos que transporta oxígeno desde los pulmones hasta el resto del cuerpo. A los niños les puede dar anemia por deficiencia de hierro cuando no hay suficiente hierro presente en su dieta para fabricar una cantidad normal de hemoglobina en su sangre.



Qué son las vacunas y por qué su niño las necesita.

Una vacuna es una medicina que se suministra para prevenir una enfermedad. Las vacunas ayudan al cuerpo a producir anticuerpos. Estos anticuerpos protegen contra la enfermedad. Las vacunas se dan en forma de inyección o por la boca. Las vacunas no solamente conservan saludable a su niño, estas ayudan a todos los niños descartando con las enfermedades serias de los niños.



Pesadillas y terrores nocturnos en los niños

Las pesadillas son sueños miedosos. La mayoría de los niños los tienen de vez en cuando. Uno de cada cuatro niños tiene pesadillas más de una vez por semana. La mayoría de pesadillas ocurren muy tarde en el período de sueño; usualmente entre las cuatro y las seis de la mañana. Su niño puede levantarse e ir adonde usted para que lo reconforte.