Logo de netsaluti


Científicos hallan posible vía para facilitar las erecciones.


Publicado el: 04-12-2017

Investigadores que buscan la próxima generación de medicamentos para la disfunción eréctil dijeron haber hallado un mecanismo preciso que estimula las erecciones sin efectos secundarios peligrosos. El objetivo de los investigadores es un receptor en las células nerviosas que es utilizado por el neurotransmisor dopamina.

Los medicamentos que estimulan este mecanismo específico podrían surtir efecto -con una erección- sin los peligrosos efectos que tiene, por ejemplo, la píldora Viagra para algunos pacientes con enfermedades cardíacas.

El equipo de investigación, de los Laboratorios Abbott y de la Universidad de Lund en Suecia, realizó estudios para demostrar que los fármacos que estimulan la secreción de dopamina también pueden estimular erecciones.

Sin embargo, la dopamina tiene muchos efectos y los fármacos que estimulan la secreción de dopamina pueden causar temblores, parálisis parcial, náuseas y otros problemas.

Las células tienen al menos cinco tipos de receptores a los que puede adherirse la dopamina. En teoría, si se limita un medicamento a uno o dos de esos receptores, esto limitaría los efectos indeseados.

En los estudios con ratas, Jorge Brioni, James Sullivan y sus colegas descubrieron que con sólo estimular el receptor D4 era suficiente para provocar una erección.

Estudios anteriores mostraron que la apomorfina, un fármaco que activa los receptores de dopamina, podría ayudar a los hombres con disfunción eréctil, pero puede causar náuseas.

El equipo de Abbott descubrió que el receptor D2 puede ser responsable de ese efecto secundario.

Un fármaco experimental de Abbott, llamado ABT-724, parece afectar al D4 sin estimular a otros receptores de dopamina.

"La capacidad del ABT-724 para facilitar la erección del pene, junto con un perfil de efectos secundarios favorables, indica que el ABT-724 podría ser útil para el tratamiento de la disfunción eréctil", escribió el equipo en el informe publicado en la edición de esta semana de la revista Proceedings of the National Academy of Sciencies.

Desde que la Viagra, producida por la empresa Pfizer, se aprobó en 1998, las ventas anuales han alcanzado los 1.900 millones de dólares. Pero la competencia ya ha entrado en el mercado, con los medicamentos Levitra, de GlaxoSmithKline y Bayer AG, y Cialis, de Eli Lilly & Co, así como Icos Corp.

Hasta ahora, todos los medicamentos para la disfunción eréctil actúan sobre el flujo sanguíneo, en especial hacia el pene, pero pueden causar dolores de cabeza, acidez y eritema. Además, no se deben tomar junto con medicamentos para el corazón, como los betabloqueadores o los nitratos.

Una portavoz de Abbott dijo que el ABT-724 ha pasado la fase I de los estudios de inocuidad y que la empresa está buscando a otra firma para el desarrollo del producto.

En alianza con WASHINGTON (Cnnenespañol)