Logo de netsaluti


Cuidado con la falta de hierro.


Publicado el: 04-12-2017

Un reciente estudio de la Universidad de Michigan, en Estados Unidos, señala que la deficiencia de hierro afecta el desarrollo de los niños aun cuando son tratados con suplementos que contienen el mineral. Los científicos determinaron que los bebés con niveles bajos de hierro eran más lentos y tenían más dificultades que los niños saludables, incluso cuando alcanzaban la adolescencia.

Esto pese a que habían sido tratados por la falta del mineral.

Los médicos dijeron a la Sociedad Académica de Pediatría de Estados Unidos que la investigación demostraba la importancia de evitar la deficiencia de hierro en los infantes.

La anemia producto de la falta de hierro afecta a un cuarto de los bebés en el mundo. En tanto, más de la mitad tiene bajos niveles de hierro.

Los niños obtienen el hierro de la madre cuando están en su vientre y luego al amamantar. Cereales fortificados y la fruta seca también contienen el mineral, considerado esencial para el desarrollo del cerebro del pequeño.

El bebé obtiene hierro cuando está en el vientre de su mamá, de la leche materna, de los cereales fortificados y de la fruta seca

Univ. de Michigan

Los síntomas de la deficiencia de hierro son fatiga, falta de apetito, desarrollo cerebral más lento de lo normal y un aumento en los riesgos de contagio de infecciones.

Brecha muy grande

Los investigadores monitorearon a un grupo de niños en Costa Rica que fueron diagnosticados con deficiencia de hierro y tratados con suplementos del mineral cuando tenían uno y dos años.

Se observaron 191 niños provenientes de clase trabajadora y media.

Luego, se midieron las destrezas motoras y de aprendizaje y comprensión en los niños a la edad de cinco, entre los 11 y los 14 años y por último a los 15 y los 17.

No hubo ningún tipo de evidencia que mostrara que los niños tratados con suplementos de hierro habían alcanzado el nivel de niños mejor alimentados. Al contrario, la brecha parecía aumentar con el tiempo.

La doctora Betsy Lozoff, experta en la deficiencia de hierro y quien lideró el estudio señaló que, "los que consumen niveles aceptables de hierro pueden contrarrestar el impacto de un medio ambiente negativo".

En cambio, agregó que "los niveles de deficiencia crónica o severa, combinados con una condición familiar precaria, realmente perjudican el desempeño del individuo".

En alianza con BBCMundo