Logo de netsaluti


Esteroides contra aborto involuntario


Publicado el: 15-01-2018

Los esteroides podrían reducir el riesgo de tener abortos involuntarios, sugiere una investigación de la Sociedad Europea de Embriología y Reproducción Humana. Cerca del 2% de las mujeres han sufrido tres o más pérdidas y, en casi la mitad de todos los casos, los médicos no pueden explicar las razones por las que el embrión muere.

Una teoría es que un tipo específico de célula inmunológica, conocida como célula asesina, puede atacar el embrión e impedir su implantación en el útero.<br><br>
Según explican los investigadores, los esteroides podrían evitar que la pérdida ocurra.

El equipo de la Universidad de Liverpool, encabezado por el doctor Siobhan Quenby, sometió a tratamiento a más de 100 mujeres, que habían tenido, en promedio, seis abortos involuntarios.

Hasta el momento, tres de ellas han logrado parir, incluida una que había tenido 19 pérdidas anteriores. Otras tres mujeres están embarazadas.

Pérdida tras pérdida

El caso de Ruth Hirst, de Huddersfield, en Inglaterra, ilustra lo que los investigadores de la Universidad de Liverpool están haciendo con los esteroides.<br><br> 

Ruth, de 42 años, ya tenía tres hijos cuando ella y su esposo decidieron que querían tener otro bebé. 

Concebirlo no fue difícil. De hecho, Ruth quedó embarazada muy rápido, pero después de seis semanas, su cuerpo rechazó el feto.<br><br> 

Intentaron tres veces más y en cada oportunidad, Ruth perdía el embrión, justo a las seis semanas de embarazo.   

"Después del cuatro intento, estaba completamente devastada, porque pensé que algo no estaba funcionando bien", le dijo Ruth a la BBC.

"La única explicación en la que podía pensar era que posiblemente tenía que ver con mi edad. Pero en realidad no pensaba que era eso, porque había podido quedar embarazada cada vez", agregó.

Fue después de haber visto un reportaje en televisión sobre este grupo de investigadores en Liverpool, que Ruth se decidió a acudir a la consulta del doctor Quenby para ver si él podía ayudarla. 

Una biopsia que le hicieron mostró que tenía un número anormal de células asesinas en las paredes del útero.     El médico le recetó una dosis diaria de pastillas del esteroide prednisolone.

Un mes después, otra prueba mostró que el esteroide había funcionado y el número de células asesinas había disminuido notablemente.

Mientras intentaba quedar embarazada de nuevo, Ruth siguió tomando el mismo tratamiento. Logró concebir, pero de nuevo tuvo otra pérdida.

Esta vez los médicos encontraron que la causa de la pérdida no había tenido nada que ver con las células asesinas.

Después de esperar un mes, comenzó a tomar los esteroides de nuevo. Quedó embarazada y esta vez todo transcurrió en forma normal. A las cuarenta semanas, Ruth dio a luz a un niño, Harry. 

"Estoy tan contenta de haberme tratado con los esteroides", dijo Ruth. "Después de intentar durante dos años y medio, realmente no pensé que esto terminaría bien y que tendría un bebé saludable". 

Los investigadores de la Universidad de Liverpool están planificando realizar un estudio de mayor alcance para confirmar sus resultados, porque todavía quedan muchas dudas que aclarar.
 

En alianza con BBCMundo