Logo de netsaluti


La circuncisión podría disminuir el riesgo de contraer el virus del sida


Publicado el: 29-11-2017

Los hombres que no están circuncidados son ocho veces más propensos a infectarse con el VIH que los que se sometieron a una circuncisión, según un estudio publicado el jueves en el que participaron alrededor de 2.300 hombres en la India. Un investigador de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins sugirió que la superficie interna del prepucio no tiene la misma capa protectora que se encuentra en el exterior de la piel que cubre la punta del pene y, por lo tanto, es más vulnerable a la infección con el VIH, el virus que causa el sida.

La circuncisión masculina es común en América del Norte y en otras partes del mundo por razones religiosas y culturales, así como para ayudar a impedir las infecciones del tubo urinario y el cáncer de pene. En la circuncisión se corta el prepucio, la capa de piel móvil que cubre el glande o punta del pene. Este procedimiento se hace frecuentemente poco después del nacimiento.

En Estados Unidos, alrededor de dos tercios de los niños nacidos cada año son circuncidados. Pero el índice varía considerablemente en todo el mundo, dependiendo de la cultura y la religión. En muchos países, incluida la India, la circuncisión no es frecuente. "Es importante que ofrezcamos medidas para disminuir la diseminación del sida, en especial en las naciones en desarrollo, donde sigue propagándose a una velocidad alarmante", expresó Steven Reynolds, catedrático becado en la división de enfermedades infecciosas en la Universidad Johns Hopkins e investigador del estudio. Sin embargo, la Academia de Pediatría de Estados Unidos dijo que no recomendaba la circuncisión porque, a pesar de algunos beneficios médicos, pueden haber complicaciones con este procedimiento quirúrgico.

La Universidad Johns Hopkins también estudió el riesgo de otras enfermedades de transmisión sexual (ETS) entre hombres circuncidados y no circuncidados. Aunque la incidencia de otras ETS, como la sífilis, la gonorrea y el herpes genital, fue ligeramente más elevada entre los hombres que no estaban circuncidados, la diferencia no resultó significativa desde el punto de vista estadístico.

La investigación fue parte de un estudio mayor que investiga el factor de riesgo de contraer el VIH, basado en hombres que asistieron a tres clínicas de enfermedades transmitidas sexualmente en Pune, la India, entre 1993 y el 2000. Los factores demográficos, las conductas sexuales de riesgo, incluidas las relaciones sexuales con prostitutas, y el uso de condones fueron similares en todos los grupos estudiados, según Reynolds. Reynolds agregó que existen métodos que los hombres no circuncidados pueden emplear para protegerse del VIH, como los condones y, en el futuro, un posible microbicida de uso tópico que podría untarse sobre la piel del prepucio antes de las relaciones sexuales.

"Pruebas clínicas aleatorias deben confirmar la circuncisión como posible estrategia de prevención" de enfermedades de transmisión sexual, recomendó Reynolds. En la actualidad, se realizan pruebas clínicas en Uganda, Kenya y Sudáfrica. Los resultados del estudio se presentaron en una reunión de la Sociedad de Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos, celebrada en San Diego.

En alianza con LOS ANGELES (Reuters)