Logo de netsaluti


Las estatinas podrían ser un tratamiento eficaz contra el sida.


Publicado el: 08-12-2017

Las estatinas, unos medicamentos que reducen los niveles de colesterol y disminuyen el riesgo de cardiopatías, podrían ayudar también a frenar el virus del sida, informaron científicos españoles.

Las estatinas solas que se administraron a pacientes infectados por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) suprimieron dicho virus y contribuyeron a reponer las células del sistema inmunitario conocidas como células T, dos indicios clave de la salud de los pacientes con el virus.

Los medicamentos parecen evitar que el VIH infecte a las células al impedir que traspase la membrana celular y salga de las células ya infectadas, informó el equipo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas en Madrid. "Nuestros resultados indican que las estatinas podrían ser buenos antirretrovirales para un tratamiento contra el sida más accesible", dijeron los investigadores en la edición del lunes de la revista Journal of Experimental Medicine.

El virus de inmunodeficiencia humana causa el sida al infectar a las células del sistema inmunitario. El virus inyecta su material genético en las células y las obliga a convertirse en fábricas víricas. Finalmente, el sistema inmunitario se destruye y los pacientes mueren por diversas enfermedades, como la neumonía. No existe cura para el sida. Más de 25 millones de personas han muerto de la enfermedad en todo el mundo.

Medicamentos como la terapia antirretroviral altamente activa (HAART, por su sigla en inglés) puede suprimir el virus y permite funcionar al sistema inmunitario, pero es un tratamiento caro y tiene efectos secundarios. Uno de los efectos secundarios es la llamada lipodistrofia, una serie de cambios metabólicos que pueden aumentar la concentración de colesterol y causar una redistribución de la grasa en el cuerpo.

A los pacientes con lipodistrofia se les administran a menudo estatinas. El experto en inmunología Gustavo del Real y sus colegas querían comprobar si las estatinas por sí solas podían influir en el curso de la infección. Primero probaron con células infectadas por el VIH en un laboratorio y luego en ratones. Luego realizaron pruebas en seis personas infectadas con el VIH que no habían comenzado la HAART.

Estos pacientes recibieron lovastatina durante un mes. La carga vírica, determinada por el material genético del virus, disminuyó mientras que las células T aumentaron. Cuando los pacientes dejaron de tomar estatinas, la carga vírica subió nuevamente, según los investigadores. "Los datos sugieren que las estatinas pueden inhibir la réplica del VIH-1 en individuos infectados de forma crónica y sustentan futuros estudios clínicos de estatinas como posibles agentes antirretrovirales", concluyó el estudio.

En alianza con WASHINGTON (Reuters)