Logo de netsaluti


Osteosarcoma en niños


Publicado el: 27-06-2018

El osteosarcoma es un tipo de cáncer en los huesos. Con mayor frecuencia comienza en un hueso de la pierna (ya sea en el fémur o en la tibia) en la área de la rodilla, o en el hueso de la parte superior del brazo (el húmero) cerca del hombro. El osteosarcoma puede expanderse (metastatizarse) a otras partes del cuerpo; con mayor frecuencia a los pulmones o a otros huesos.

¿A quién le da osteosarcoma?

En general, el osteosarcoma no es un cáncer común. Solo ocurren cerca de 400 casos cada año en los Estados Unidos de América. Sin embargo, el osteosarcoma es el cáncer de hueso más común en los niños y los adolescentes. Con mayor frecuencia comienza entre los 10 y los 20 años de edad. No se conoce la causa del osteosarcoma.

¿Cuáles son algunas señas de osteosarcoma?

Su niño puede tener un dolor sordo en el hueso o en la articulación donde está el osteosarcoma. El dolor puede despertar a su niño durante el sueño. Con frecuencia, hay una hinchazón o u bulto firme en la área del tumor.

Si el cáncer está en un hueso de la pierna su niño puede cojear. Además, los músculos en el brazo o en la pierna que tiene el osteosarcoma pueden verse más pequeños que los del brazo o pierna opuesto. Alguna veces, el hueso puede romperse en la área del tumor puesto que el tumor debilita el hueso.

¿Qué pruebas utilizará el médico para saber si mi hijo tiene osteosarcoma?

  • Rayos X. Si su niño tiene señas de osteosarcoma su médico ordenará placas de rayos X. Si hay un tumor, usualmente se verá en las placas de rayos X.
  • RNM y TAC. A su niño también le harán una escanografía de resonancia magnética, RNM ; una escanografía de tomografía axial computadorizada, TAC o ambas. Las escanografías de RNM y TAC ayudan al médico a ver qué tanto hueso el tumor ha destruido, y si el tumor ha crecido fuera del hueso dentro de los músculos cercanos.
  • Biopsia. Una biopsia es importante puesto que otros tipos de tumores — algunos que no son cáncer — e infecciones pueden algunas veces verse como un osteosarcoma en una placa de rayos X. Para la biopsia, un médico con entrenamiento especial en el tratamiento de cáncer de hueso toma un pedazo pequeño del tumor del hueso. Este pedazo se mira bajo el microscopio para asegurarse de que el tumor es un osteosarcoma.
  • Otras pruebas. Si su niño tiene osteosarcoma, le harán otra escanografía TAC para ver si el cáncer se ha expandido a los pulmones. A su hijo también le harán una escanografía ósea para ver si el cáncer se ha expandido a otros huesos. Antes de la escanografía del hueso, a su niño le darán una inyección de una substancia radioactiva inofensiva que se dirige a las células cancerosas de modo que éstas aparezcan en la escanografía. También puede necesitar hacerse otras pruebas.

¿Cómo se trata el osteosarcoma?

El osteosarcoma se trata con quimioterapia y cirugía. Para quimioterapia a su niño le darán medicamentos que matan el tumor principal, y cualquier células tumorales que se hayan dirigido a otras partes del cuerpo. Su niño recibirá quimioterapia durante más o menos nueve a doce meses. Este tratamiento se comienza antes de la cirugía para matar el tumor o hacerlo más pequeño. Esto hace que la cirugía sea más fácil.

En un tiempo, a todas la personas con osteosarcoma las amputaban; es decir, les removían una parte o todo el brazo o la pierna que tenía el tumor. Ahora, a casi todo el mundo con este cáncer le hacen una cirugía para "reemplazar" el miembro. En esta cirugía, el tumor es removido junto con la área del hueso en que creció. Algunas veces, una articulación completa, como la articulación de la rodilla es removida. Luego, el hueso faltante se reemplaza con un hueso artificial de metal llamado endoprótesis.

Después de la cirugía, su niño recibirá más quimioterapia.

¿Qué podemos esperar después del tratamiento?

Hoy en día, cerca de tres de cada cuatro personas con osteosarcoma pueden curarse si el cáncer no se ha expandido a otras partes del cuerpo. Casi todo el mundo que se trata con cirugía de reemplazo del miembro termina con un brazo o pierna que es indoloro y que funciona bien.

Para hacer que la pierna o el brazo sea fuerte, y para que funcione bien de nuevo, su niño tendrá que hacer ejercicios especiales durante varios meses después de la cirugía. Si la amputación es necesaria su niño tendrá que recibir una rehabilitación intensa durante varias semanas.

Después de que la quimioterapia termina, su niño tendrá que ver con regularidad a un especialista en cáncer de los huesos durante varios años. A su niño le harán escanografías TAC de los pulmones, escanografías de los huesos y le tomarán placas de rayos X del brazo o de la pierna con frecuencia, para ver si el cáncer regresa en el hueso, o si se va a los pulmones o a otras partes del cuerpo. Las placas de rayos X serán revisadas para asegurarse de que su niño no tiene problemas con el hueso de metal.

En alianza con AAFP