Logo de netsaluti


sida

Anemia y VIH

La anemia es una disminución en los niveles de hemoglobina (HGB por sus siglas en inglés). La hemoglobina es una proteína de los glóbulos rojos que transporta el oxígeno de los pulmones al resto del cuerpo. La anemia causa fatiga y dificultad para respirar. Las personas con anemia no se sienten tan bien como las personas con niveles normales de hemoglobina. Se les hace difícil trabajar y tienen una calidad de vida inferior.


Nuevos logros contra el SIDA.

Nuevas investigaciones realizadas por seis grupos científicos europeos revelaron que cualquier célula del organismo es capaz de dar una señal de alarma cuando es infectada por un virus. Según los expertos, el trabajo representa un avance significativo para la comprensión de cómo los mecanismos del sistema inmunológico detectan y combaten el virus del SIDA. Para que el lector entienda el alcance de este estudio, explicaremos paso a paso el mecanismo de infección de un virus en el cuerpo humano.



El VIH/sida, de sentencia de muerte a enfermedad crónica

Casi 40 años de que se iniciara la epidemia de VIH y sida en el mundo, la infección ahora ha pasado a ser una enfermedad crónica. En la década de los años 1990, la infección por VIH/sida era la primera causa de muerte en la población de 25 a 44 años en España, hasta el punto de que a mediados de aquella década esta patología era la responsable de casi 6.000 defunciones anuales, frente a las 633 contabilizadas en 2015, según datos del Instituto Nacional de Estadística.



El SIDA en la ruta de la heroína.

Países del centro de Asia y partes de Europa oriental enfrentan una explosión del SIDA, advirtieron científicos durante una conferencia que se celebra en Río de Janeiro. El aumento del tráfico de heroína desde Afganistán está provocando una nueva epidemia de la enfermedad entre adictos a la droga que comparten las agujas en Euroasia.  El virus del VIH se está extendiendo a zonas donde el número de casos había sido bajo previamente. 



Reducción de los efectos del VIH/SIDA

Hoy día, más de 36 millones de personas viven con el VIH/SIDA (Virus de la Inmunodeficiencia Humana/Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida). Se calcula que 22 millones de personas han muerto a causa de enfermedades relacionadas con el SIDA. Las enfermedades epidémicas no son nuevas, pero lo que distingue al VIH/SIDA es su repercusión negativa sin precedentes sobre el desarrollo económico y social de los países. La mayoría de las víctimas son adultos en sus mejores años como padres y trabajadores. Dejan como herencia una fuerza de trabajo diezmada, comunidades dislocadas y empobrecidas y millones de huérfanos.