Logo de netsaluti


tabaquismo

Los cigarrillos y otros productos que contienen nicotina

La nicotina es una de las drogas adictivas de mayor uso en los Estados Unidos. En el 2003, el 29.8 por ciento de la población estadounidense mayor de 12 años, es decir, 70.8 millones de personas, usó tabaco por lo menos una vez en el mes anterior al que se la entrevistó. Esta cifra incluye 3.6 millones de jóvenes entre 12 y 17 años. Dentro de este grupo de edad no hubo cambios estadísticamente significativos en las tasas de uso de los diferentes productos de tabaco en el mes anterior entre el 2002 y el 2003. Sin embargo, hubo disminuciones significativas en las tasas de uso en el año anterior y en la vida de cigarrillos entre el 2002 y el 2003. Además, la tasa de uso de cigarrillos en el mes anterior disminuyó en los adolescentes de 13 años. Los adultos jóvenes entre 18 y 25 años reportaron la tasa más alta de uso actual de cualquier tipo de producto de tabaco (44.8 por ciento).


La adicción al tabaco

Antes de entrar en materia sobre la adicción al tabaco, la cual está representada de manera muy universal en el cigarrillo, vamos a recordar lo que significa Adicción. La adicción es un término no médico que se usa para describir la compulsión incontrolada para repetir un tipo de conducta, aun a pesar de sus consecuencias negativas. A la persona que es adicta a algo, se le denomina adicto. Muchas drogas o conductas pueden desencadenar una serie de condiciones médicas entre las que se encuentra la ansiedad y necesidad de cada vez consumir más y más la sustancia química, o repetir la conducta. Esta situación lleva a procesos de tolerancia y dependencia, bien a las sustancias químicas de consumo, o al tipo de conducta. Hoy en día el término Adicción no es utilizado como una expresión diagnóstica, más bien, se utiliza el término Dependencia.



¿Por qué fumo?

Si usted sabe la respuesta a esta pregunta le será más fácil dejar de fumar pues usted puede encontrar maneras para compensar las cosas que va a extrañar cuando deje de fumar. La mayoría de las personas fuman por razones diferentes a horas diferentes. Las razones para fumar incluyen problemas psicológicos, hábitos, presiones sociales y dependencia física a la nicotina.



Fumar cigarrillos y el cáncer: Preguntas y respuestas

El consumo de tabaco, especialmente fumar cigarrillos, es la única causa de muerte que más se puede prevenir en los Estados Unidos. Fumar cigarrillos de por sí es responsable directamente de por lo menos una tercera parte de todas las muertes por cáncer en los Estados Unidos cada año (1). Fumar cigarrillos contribuye también a enfermedades pulmonares, cardiacas, ataque cerebral y al desarrollo de bebés con bajo peso al nacer (2). El dejar de fumar puede reducir en forma considerable el riesgo de una persona de padecer enfermedades del corazón y de los pulmones, y puede limitar los efectos negativos para la salud en los niños.



Ni puros, ni pipas, ni cigarrillos: el tabaco es siempre letal

Fumar es malo, muy malo para la salud. No en vano, y como han demostrado infinidad de estudios, el tabaco es, simple y llanamente, el principal factor de riesgo para sufrir una muerte prematura. En consecuencia, lo mejor que se puede hacer para disfrutar de una vida larga y saludable es no empezar a fumar o, en su defecto, dejarlo.