Logo de netsaluti



Acné



El acné se presenta cuando se taponan los orificios diminutos en la superficie de la piel. Estos orificios se llaman poros.

  • Cada poro es una abertura a un folículo, el cual contiene un cabello y una glándula sebácea. El aceite secretado por la glándula ayuda a eliminar las células cutáneas viejas y mantiene la piel suave.
  • Cuando las glándulas producen demasiado aceite, los poros pueden resultar obstruidos. Se acumula suciedad, bacterias y células inflamatorias. La obstrucción se denomina tapón o comedón.
  • Si la parte superior del tapón es blanca, se denomina acné miliar.
  • Si la parte superior del tapón es oscura, se denomina espinilla negra.
  • Si el tapón se rompe, se puede presentar hinchazón y protuberancias rojas.
  • El acné que está profundo en la piel puede causar quistes firmes y dolorosos, lo cual se denomina acné noduloquístico.

El acné es más común en adolescentes, pero cualquier persona puede tenerlo, incluso los bebés. El acné tiende a ser hereditario.

Algunos factores que pueden desencadenar el acné incluyen:

  • Cambios hormonales que provocan que la piel sea más grasosa. Pueden estar relacionados con la pubertad, los períodos menstruales, el embarazo, las píldoras anticonceptivas o el estrés.
  • Cosméticos o productos para el cabello grasosos u oleaginosos.
  • Ciertos fármacos (como los esteroides, la testosterona, los estrógenos y la fenitoína).
  • Humedad alta y sudor abundante.

Las investigaciones no muestran que el chocolate, las nueces y los alimentos grasosos causen acné. Sin embargo, las dietas ricas en azúcares refinados o productos lácteos pueden estar relacionadas con el acné en algunas personas.

  •  
En alianza con medlineplus