Logo de netsaluti



Ascariasis



Es una infección causada por el parásito ascáride Ascaris lumbricoides.

Las personas contraen ascariasis al consumir alimentos o bebidas que están contaminados con huevos de áscaris. Esta es la más común de las infecciones por lombrices intestinales. Está relacionada con una higiene personal deficiente y condiciones sanitarias precarias. Las personas que viven en lugares donde se utilizan heces humanas (deposiciones) como fertilizante también están en riesgo de padecer esta enfermedad.

Una vez consumidos, los huevos eclosionan y liberan ascárides inmaduros llamados larvas dentro del intestino delgado. Al cabo de unos días, las larvas migran a través del torrente sanguíneo hasta los pulmones. Luego suben a través de las vías respiratorias grandes de estos órganos y son ingeridas de nuevo hacia el estómago y al intestino delgado.

A medida que las larvas se desplazan a través de los pulmones, pueden causar una forma infrecuente de neumonía llamada eosinofílica. Los eosinófilos son un tipo de glóbulo blanco. Una vez que las larvas vuelven al intestino delgado, maduran hasta convertirse en ascárides adultos. Los nematodos adultos habitan en el intestino delgado donde depositan huevos que están presentes en las heces. Pueden vivir de 10 a 24 meses.

Se calcula que hay mil millones de personas infectadas en todo el mundo. Si bien la ascariasis se presenta en todas las edades, los niños parecen resultar afectados con mayor gravedad que los adultos.

El tratamiento incluye medicamentos que paralizan o matan las lombrices intestinales.

Si se presenta obstrucción del intestino causada por un gran número de lombrices, se puede utilizar una endoscopia para extraerlos. En raras ocasiones, se necesita una cirugía.

Las personas que reciben tratamiento por ascárides deben revisarse nuevamente 3 meses más tarde. Esta revisión implica examinar las heces en busca de huevos del parásito. De haber huevos presentes, el tratamiento debe repetirse. 

En alianza con medlineplus