Logo de netsaluti



Atresia coanal



Es un bloqueo o estrechamiento de las vías aéreas nasales por un tejido. Se trata de un trastorno congénito, es decir, que está presente al nacer.

La causa de la atresia coanal se desconoce. Se cree que ocurre cuando el tejido delgado que separa la zona de la nariz y la boca durante el desarrollo fetal permanece después del nacimiento.

La afección es la anomalía nasal más común en recién nacidos. Las mujeres desarrollan esta afección con una frecuencia aproximada al doble que los hombres. Más de la mitad de los bebés afectados también presenta otros problemas congénitos.

La atresia coanal con frecuencia se diagnostica poco después de nacer, mientras el bebé aún se encuentra en el hospital.

Los recién nacidos generalmente prefieren respirar a través de su nariz. Normalmente, sólo respiran por la boca cuando lloran. Los bebés con atresia coanal tienen dificultad para respirar a menos que estén llorando.

La atresia coanal puede afectar a uno o ambos lados de la vía aérea nasal. La atresia coanal que bloquea ambos lados de la nariz (bilateral) ocasiona problemas respiratorios agudos con cianosis (coloración azulada) e insuficiencia respiratoria. Los bebés con atresia coanal bilateral pueden necesitar reanimación en el momento del parto. Más de la mitad de los bebés presenta un bloqueo únicamente en un lado, lo cual ocasiona problemas menos graves.

La preocupación más inmediata es la reanimación del bebé, si es necesario. Es posible que se requiera colocar un tubo endotraqueal para que el bebé pueda respirar. En algunos casos, puede ser necesario practicar una intubación o una traqueotomía.

Un bebé puede aprender a respirar por la boca, lo que permite retrasar la necesidad de una cirugía inmediata.

La cirugía para eliminar la obstrucción cura el problema y puede posponerse si el bebé puede tolerar la respiración por la boca. La cirugía se puede llevar a cabo a través de la nariz (transnasal) y a través de la boca (transpalatal).

 

En alianza con medlineplus