Logo de netsaluti




A

Asfixia por gases venenosos

La asfixia se produce por la obstrucción de las vías respiratorias por algún elemento. Los primeros auxilios que se deben aplicar comprenden la eliminación de los elementos que impiden el paso del aire a los pulmones.

El monóxido de carbono (más ligero que el aire)

Este gas está presente en los gases de escape de los automóviles y en el gas de los hogares a carbón, durante la combustión incompleta de estufas de carbón y en las minas de carbón.

Primeros auxilios en caso de asfixia por humo o gases

El tratamiento de primeros auxilios consiste en sacar a la persona de la zona, aplicarle respiración artificial y administrarle oxígeno puro, si está disponible.

  • Garantiza la circulación de aire fresco antes de entrar en la habitación abriendo las puertas y ventanas.
  • Antes de entrar en el espacio cerrado toma dos o tres respiraciones profundas y contén la respiración tanto tiempo como puedas.
  • Arrástrate por el suelo (ya que el gas es más ligero que el aire).
  • Llévate a la víctima lo más rápido posible al aire libre.
  • Aflójale la ropa del cuello y la cintura y aplícale respiración artificial si se ha asfixiado.

Dióxido de carbono y otros (más pesados que el aire)

Este gas se encuentra en las minas de carbón, las fuentes profundas no utilizadas y las alcantarillas. También otros gases tales como la fuga de gases refrigerantes, gases comprimidos utilizados para cocinar y la iluminación también pueden causar asfixia.

Primeros auxilios en caso de asfixia por dióxido de carbono

  • Observa todas las precauciones antes mencionadas.
  • Entra en el lugar en posición vertical (como el gas es más pesado que el aire se acumula cerca del suelo).
  • Llévate a la víctima lo más rápido posible al aire libre.
  • Si no es posible la ventilación y tienes sospechas de gas venenoso, utiliza una máscara de gas para protegerte.
En alianza con medlineplus