Logo de netsaluti




A

Ataque al corazón

Si alguien sufre un ataque al corazón o una parada cardíaca, sólo existen unos pocos minutos para actuar antes de que sea demasiado tarde. Es de importancia vital saber que hacer de antemano. Para realizar con eficacia la reanimación cardiopulmonar y respiración artificial (el "boca a boca"), es esencial el haber sido enseñado y practicar frecuentemente con maniquíes o muñecos de reanimación.

¿Cómo se puede saber si alguien está teniendo un ataque al corazón? ¿Está respirando? 

Mirar al pecho de la víctima para ver si se mueve. Colocar la mejilla en la nariz de la víctima para intentar sentir su respiración, o intentar escuchar con la oreja. Si no respira debemos comprobar que no hay nada en la boca y si lo hubiera retirarlo con los dedos cuidando de no empujarlo hacia el interior; a continuación intentar hacer dos respiraciones artificiales mediante el "boca a boca" (ver más abajo). 

¿Tiene pulso? 

Colocar dos dedos en el cuello de la víctima, en cualquier lado, a la altura de la nuez, pero no sobre ella sino a uno o dos dedos de distancia hacia fuera, para intentar sentir el llamado pulso carotídeo. 

Si la víctima no respira ni tiene pulso, se trata de una parada cardíaca

  1. En este caso al buscar auxilio hay que indicar claramente que se trata de una parada cardiaca pero permaneciendo con la víctima.
  2. Averiguar si alguien de los presentes sabe cómo llevar a cabo la reanimación cardiopulmonar.
  3. Empezar inmediatamente con la respiración artificial o "boca a boca" (ver más abajo). 
  4. Seguir inmediatamente con la reanimación cardiopulmonar. 

¿Cómo se realiza la respiración artificial o "boca a boca"?

  1. Retirar cualquier diente roto, pero dejar las dentaduras que no se hayan descolocado en su lugar. Limpiar la boca de mocos, vómitos o de cualquier otra cosa que pueda obstruir las vías respiratorias desde la boca a los pulmones. 
  2. Colocar a la víctima sobre su espalda.
  3. Extender la cabeza hacia atrás y tirar de la barbilla hacia arriba, colocando dos dedos detrás del ángulo de la mandíbula, para que la lengua no bloquee la vía aérea.
  4.  Pellizcar la nariz de la víctima con los dedos, para que el aire no escape, , y colocando nuestra boca sobre la boca de la víctima, soplar en su boca observando que el pecho de la víctima se eleva. Después de soplar retirar nuestra boca permitiendo que el pecho de la víctima se "desinfle" antes de volver a soplar en su boca. Si esto se hace correctamente, se verá como el pecho se infla y desinfla.
  5. Si es posible, dar al menos 12 respiraciones por minuto para un adulto y un poco más para niños.

¿Cómo se realiza la reanimación cardiopulmonar?

  1. Colocar una mano en la parte inferior del esternón de la víctima (hueso que está en el centro del pecho, entre las costillas). Colocar la otra mano sobre ésta entrelazando los dedos y presionar hacia abajo rítmicamente. Para evitar traumatismos, los brazos deben permanecer extendidos y la mano inferior en contacto con la víctima todo el rato.
  2. Presionar sobre el esternón aproximadamente 100 veces por minuto en adultos y más en niños, intentando deprimir el esternón unos 4 ó 5 cm en adultos y menos en niños.
  3. La reanimación es eficaz si se puede sentir pulso en el cuello o en la ingle de la víctima.
  4. La respiración artificial y la reanimación cardiopulmonar deberían realizarse al mismo tiempo, para lo cual: Si la víctima recupera el pulso y empieza a respirar pero permanece inconsciente, colocar al paciente con cuidado en la llamada postura lateral de seguridad, para lo cual hay que rotar al paciente cuidadosamente y ponerle de lado con la pierna más cercana al suelo flexionada hacia arriba, para evitar que la víctima ruede hacia delante. Los brazos también deberán flexionarse y las manos se colocarán bajo la cara para sujetarla. Esto facilitará la salida de vómito o mucosidades evitando que se acumulen y obstruyan la respiración de la víctima. También evitará la caída hacia atrás de la lengua, lo cual puede bloquear el paso del aire. Si es posible, conseguir ayuda de otra persona. Uno realizará la respiración artificial y el otro la reanimación cardiopulmonar. Empezar con 5 compresiones sobre el pecho seguidas de una respiración boca a boca y así sucesivamente, cuando hay dos personas realizando la reanimación. Si hay un solo reanimador, entonces serán 15 compresiones seguidas de dos respiraciones. Comprobar si existe pulso en el cuello o ingle cuando se observe algún movimiento en la víctima. Continuar hasta que llegue la ambulancia, o se restablezca el pulso o la respiración. Asegurarse de que la víctima continúa respirando y con pulso hasta que llegue la ambulancia. Si la reanimación tiene éxito, la víctima se puede sentir confusa y alarmada por toda la conmoción. Arroparles y tranquilizarles contándoles lo que ha sucedido con calma y claridad. Hay que volver a hacer énfasis en que la única forma de proporcionar primeros auxilios adecuadamente es aprendiendo la técnica y después practicándola regularmente.
En alianza con medlineplus