Logo de netsaluti

lo último

Qué son los escaramujos, las nuevas neuronas que tienen fascinados a los científicos

Los científicos han descubierto un nuevo tipo de neurona que solo han hallado en humanos.



Cirugía del cerebro por la nariz

La cirugía cerebral por la nariz ya es posible operar tumores de la base del cráneo a través de la nariz. En el caso de los tumores de la glándula Hipófisis, metidos en la silla Turca de la base del Cráneo. También tumores del tallo cerebral pueden abordarse por la nariz. Esto gracias a la técnica quirúrgica ayudada con la "amplificador radiológico de Rayos X que se introduce en el quirófano y permite visualizar los huesos del cráneo y de la cara durante la cirugía, en un monitor (como un televisor); de esta manera el cirujano va viendo el camino de la cirugía desde la nariz hasta llegar a la base del cráneo.



Las gotas que curan las temidas otitis infantiles

Basta una aplicación de un gel desarrollado mediante bioingeniería en el canal auditivo para curar una de las enfermedades más frecuentes y molestas de la infancia, las infecciones del oído medio u otitis.



Desarrollada una técnica de estimulación cerebral profunda sin implantes en el cerebro

La estimulación cerebral profunda es un tipo de tratamiento muy invasivo que se viene utilizando desde hace ya más de 25 años en el abordaje de enfermedades neurológicas graves, muy especialmente del párkinson. Una terapia que, básicamente, consiste en la ‘estimulación’ o activación de neuronas localizadas en regiones internas –o ‘profundas’– cerebrales mediante impulsos eléctricos generados por unos electrodos implantados en el cerebro.



La ecografía 3D, clave para predecir el riesgo cardiaco

Es posible que en un futuro la ecografía 3D pueda convertirse en una herramienta clave para identificar individuos con riesgo de enfermedad cardiovascular. Son las conclusiones del estudio PESA (Progression of Early Subclinical Atherosclerosis) CNIC-Santander, que se publica en «The Journal of the American College of Cardiology», en el que se demuestra que la valoración de la cantidad de colesterol en la pared de diferentes arterias del organismo es, junto con los factores de riesgo tradicionales (colesterol, tensión arterial, diabetes, tabaco, ejercicio, obesidad), una herramienta muy valiosa para la estratificación del riesgo cardiovascular de una persona.